Bajar la presión alta

Un óptimo método hecho en casa para contribuir a vigilar la hipertensión arterial es tomar el limonada con agua de coco o consumir las cápsulas de ajo todos los días porque estos elementos tienen caracteristicas que asisten a vigilar la tensión arterial.

Aunque estos remedios naturales son servibles para complementar el régimen para la hipertensión arterial, sólo tienen que tomarse con el saber del cardiólogo, debido a que no sustituyen los medicamentos recetados por el médico.

1. Agua de ajo

El agua de ajo es una increíble forma de regular la presión sanguínea ya que impulsa la producción de óxido nítrico, que es un gas con fuerte acción vasodilatadora, que posibilita la circulación de la sangre y decrece la presión sobre el corazón.

Además de esto, el ajo es un increíble aliado para sostener la salud cardiovascular de algún persona, debido que tiene espectaculares caracteristicas antioxidantes y protectoras de los vasos sanguíneos que evitan el surgimiento de inconvenientes como la aterosclerosis.

Una increíble forma de consumir el ajo es tomando agua aromatizada de ajo o sus cápsulas en todo el día.

Ingredientes

  • 1 diente de ajo crudo, sin cáscara y machacado;
  • 100 ml de agua.

Modo de elaboración

Ponga el diente de ajo en un vaso de agua y déjelo descansar a lo largo de 6 a 8 horas (mientras duerme, por ejemplo) y tome esta agua en ayunas a la mañana del próxima día, o prepare un litro de agua con ajo y beba en todo el día.

Además de esta agua, el ajo puede ser ingerido en todo el día con la comida, siendo de más simple ingestión que el agua. Un asesoramiento es sumarle algunos dientes de ajo al aceite de oliva. De esta forma, siempre que utilice el aceite de oliva, además de consumir una grasa buena además va a estar usando las caracteristicas del ajo.

2. Limonada

Un óptimo método hecho en casa para vigilar la presión alta es tomar una limonada mezclada con agua de coco porque este jugo tiene caracteristicas diuréticas que asisten a regular la presión sanguínea.

Ingredientes

  • 3 limones;
  • 200 ml de agua de coco.

Modo de elaboración

Combinar realmente bien los elementos y beber ahora. Tomar 1 vez al día.

3. Té de alpiste

Un óptimo método hecho en casa para la presión alta es comer, elaborar agua de alpiste o llevar a cabo una infusión, ya que es una alimento abundante en antioxidantes y otros elementos que tienen caracteristicas vasodilatadoras, prestando asistencia a bajar la presión sanguínea.

Ingredientes

  • 1 cda (de sopa) de semillas de alpiste;
  • 1 palo de canela;
  • 500 ml de agua.

Modo de elaboración

Ubicar los elementos en una cazuela y dejar hervir a lo largo de 5 minutos. Tape la cazuela y deje descansar a lo largo de 10 minutos precisamente, después puede colarla y beberla ahora. Tomar de 2 a 3 tazas de este té por día.

4. Jugo de arándano azul

Aparte de ser una increíble fuente de antioxidantes, batallar patologías como el cáncer y evadir el envejecimiento precoz, los arándanos además asisten a bajar la presión sanguínea, fundamentalmente cuando se consumen todos los días. Conozca más sobre los resultados positivos de los arándanos azules.

De igual modo, su acción se ve notarse más en personas que tienen un prominente peligro cardiovascular, como los obesos o personas con trastorno metabólico, logrando ser utilizado como régimen complementario correcto por el médico.

Ingredientes

  • 1 taza de arándanos azules;
  • ½ vaso de agua;
  • Jugo de ½ limón.

Modo de elaboración

Licúe todos los elementos hasta conseguir una mezcla homogénea. Este jugo debe consumirse 1 a 2 ocasiones por día.

5. Té de flor de jamaica

La flor de jamaica, además popular como hibisco, es una planta que fué muy usada a lo largo de el desarrollo de disminución del peso. No obstante, esta planta tiene otros efectos indispensables, como la reducción de la presión sanguínea. Esto sucede ya que es abundante en antocianinas, las cuales son flavonoides que asisten a regular la tensión.

No obstante, para conseguir superiores resultados se tienen que usar los cálices de las flores más oscuros. Los cálices son las construcciones que conectan la cola de la flor a los pétalos. Mientras más oscuras sean las flores, más grande es la proporción de antocianinas y más grande va a ser su efecto para achicar la presión sanguínea.

Ingredientes

  • 1 a 2 gramos de flor de jamaica;
  • 1 taza de agua hirviendo.

Modo de elaboración

Ponga los cálices de la flor de jamaica en el interior de la taza y deje descansar entre 5 a 10 minutos. Luego cuele y beba 1 a 2 ocasiones por día, manteniendo al menos 8 horas de intervalo entre una taza y otra.

Aunque por el momento no existan estudios que comprueben, es viable que el hibisco sea tóxico por arriba de la dosis día tras día de 6 gramos. Por lo cual se sugiere que no se incrementa la dosis indicada.

El té de flor de jamaica tiene la posibilidad de tener un gusto muy amargo, por ello en caso sea primordial, puede añadir una chiquita cucharada de estevia o de miel para endulzarlo.

6. Té de cola de caballo

El té de cola de caballo es un increíble diurético natural que incrementa la producción de orina y la supresión del exceso de líquidos en el cuerpo. Por lo cual es un increíble aliado para bajar la presión sanguínea en personas que sufren de retención de líquidos, debido a que el exceso de agua en el cuerpo causa más estrés sobre el corazón, empeorando las situaciones de hipertensión.

No obstante, este té sólo debe ser usado puntualmente cuando es complicado vigilar la presión con otros procedimientos y existe mucha retención de líquidos. Por lo cual este té no debe consumirse por bastante más de 1 semana seguida, debido a que además hace la supresión de minerales indispensables por medio de la orina. Conozca más sobre la cola de caballo y para qué sirve.

Ingredientes

  • 2 a 3 medidas de cuchara de hojas de cola de caballo secas;
  • 500 ml de agua hirviendo.

Modo de elaboración

Ponga las hojas de cola de caballo en el agua hirviendo y deje descansar a lo largo de 5 a 10 minutos. Luego cuele y beba tibio. Este té puede consumirse 2 a 3 ocasiones por día.

7. Té de valeriana

La raíces de valeriana tienen dentro increíbles caracteristicas calmantes y relajantes que asisten a hacer mejor la irrigación de la sangre. Además de esto, por ser muy calmante y accionar de manera directa en el neurotransmisor GABA, la valeriana puede ser usada fundamentalmente en personas que tienen crisis de ansiedad recurrentes, las cuales tienen la posibilidad de provocar incremento de la presión sanguínea.

Ingredientes

  • 5 gramos de raíz de valeriana;
  • 1 taza con agua hirviendo.

Modo de elaboración

Ponga la raíz de valeriana en la taza con el agua hirviendo, dejándola descansar a lo largo de 5 a 10 minutos. Cuele y beba 2 a 3 ocasiones por día. En varias personas este té puede provocar somnolencia a lo largo del día, debiendo en estas situaciones, ser usado sólo antes de reposar.

8. Té de hojas de olivo

Las hojas de olivo pertenecen a los superiores remedios caseros para la presión alta, ya que por medio de la acción de sus polifenoles alcanzan regular la presión sanguínea y disminuirla, sin provocar peligro de hipotensión, de esta forma se hayan consumido en exceso.

Además de esto, además causan un rápido efecto calmante y relajante que asisten a vigilar los indicios en personas que sufren de ansiedad recurrente.

Ingredientes

  • 2 a 3 medidas de cuchara de hojas de olivo secas;
  • 1/2 taza con agua hirviendo.

Modo de elaboración

Ponga las hojas de olivo en una taza con agua hirviendo, dejándola descansar entre 5 a 10 minutos. Cuele y beba tibio 3 a 4 tazas en todo el día.

Aparte del té, además existe el extracto de hojas de olivo, el cual puede comprarse en las tiendas de productos naturales bajo la exhibición en cápsulas, las cuales tienen la posibilidad de ser consumidas en una dosis de 500mg, 2 ocasiones al día luego de las comidas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *