Elimina dolor de Cabeza, insolación y otras dolencias

¿Tienes Dolor de cabeza? ¿Insolación? ¿Otras dolencias? Te traemos La Cura de la Abuela.

Es muy probable que el dolor de cabeza, el dolor detrás y encima de los ojos sean muy frecuentes en estas épocas de consumo excesivo de todo tipo de pantallas de computación.

La insolación es otra de las causales del dolor de cabeza y hasta de temperatura corporal; ésta es causada por permanencia desmedida bajo los rayos solares sin una protección en la cabeza. Es más usual de lo que pensamos, ya que se da

caminando bajo el sol realizando un trabajo específico o un trabajo habitual en las calles; se repite más en verano y en aquellos países de temperaturas tropicales.

En este artículo, vamos a comentar un proceso que mi abuela nos realizaba cuando teníamos estos síntomas que perturbaban el accionar normal de nuestra niñez.

De más está decir que es una posible solución a estos problemas, totalmente “casera e inofensiva”; tampoco es invasiva.

Trataremos el procedimiento en dos etapas; una vez realizada la primera, si en un lapso prudencial no dio el resultado esperado, continuamos con la otra; o bien elegiremos una de las dos dependiendo del lugar en donde nos encontremos. Tampoco estaría mal llevar a cabo ambas.

1era etapa:

Elementos Necesarios: Toalla seca, plato hondo, vaso, algodón, fósforo y agua.

Procedimiento: Mi abuela colocaba sobre mi cabeza, la toalla; encima, el plato hondo con un poco de agua y me lo hacía mantener a mí en equilibrio con mis manos para no volcar el agua.

Ella tomaba luego el vaso, colocaba un trocito de algodón encendido dentro y lo vertía inmediatamente boca abajo sobre el plato con agua.

El algodón se apaga debido a la falta de oxígeno dentro del vaso, y el resultado obtenido es que si realmente hay insolación en nuestro cuerpo, el agua sube por el vaso hasta el tope del mismo. Esta operación se realiza en tres oportunidades; de ser necesario se repetiría al día siguiente, pero el alivio es casi inmediato.

Van a encontrar que quieren explicar el procedimiento realizado, como un fenómeno físico; tal vez lo logren, pero no lograrán explicar la respuesta obtenida al dolor de cabeza e insolación que nuestro cuerpo tenía.

2da Etapa:

Elementos Necesarios: un par de manos, paciencia y posición relax.

Procedimiento: Cabe destacar, que este procedimiento está relacionado con los puntos neurálgicos del cuerpo; seguramente algún lector, los relacionará con distintas modalidades y creencias de distintos pueblos de la antigüedad y del presente.

Mi abuela lo único que hacía era realizar estos ejercicios para aliviar nuestros dolores y nada más. Si ella tenía un mayor conocimiento del que demostraba respecto de esto, bienvenido sea; el alivio llegaba.

Generalmente lo que ella nos hacía a mí y a mis hermanos, era sentarnos en una silla pedirnos que nos quedáramos quietos y comenzaba con esas manos curtidas por la tierra a realizar los ejercicios.

Tengo muy presente que siempre tocaba los mismos puntos y a saber eran entre 5 y 6 puntos del cuerpo que se repetían:

– Borde interior de las cejas: Son puntos simétricos que se encuentran entre ambos ojos en la base de las cejas.

– Pabellón auricular de los oídos: Es la parte blanda de los oídos

– Sobre las sienes : Estos puntos se ubican a unos 4 cm hacia adelante del comienzo de las orejas.

– Parte Posterior de la cabeza y comienzo columna vertebral: Es coincidente con la base del cráneo

– Palmas de las manos: Es un punto entre el dedo pulgar e índice.

– Plantas de los pies: Sobre la mitad de los mismos

En todos los casos siempre mi abuela ejercía una suave presión con sus dedos pulgares realizando movimientos circulares que duraban aproximadamente entre 3 a 5 minutos en cada punto y no siempre realizaba los ejercicios en todos los puntos.

Según ella comentaba, también estos ejercicios se ocupan para otras dolencias.

Si fue de tu agrado te pido un Gracias o Like.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *