Elimina hongos, callos y pies agrietados

Los pies secos, agrietados o con callos no son verdaderamente atractivos. Si este es tu caso, no te impacientes. Te poseemos la satisfacción especial. El régimen que te mostramos es fácil y simple de hacer en el hogar. Con este remedio, tus pies se vuelven muy de manera rápida suaves y bellísimos.

Ingredientes
– 4 a 5 litros de agua tibia
– 2 medidas de cuchara de bicarbonatos de sodio
– Aceite de coco o crema crema humectante que tenga dentro glicerina
– Un guante de crin o una piedra pómez
– Aceite fundamental de lavanda (opcional)

Preparación
Agrega el bicarbonato de sodio al agua no muy caliente y remuévelo hasta que se disuelva.

Para conseguir un aroma interesante y un verdadero régimen de spa, añade unas gotas de aceite fundamental de lavanda.

Remoja tus pies en este baño a lo largo de 15 a 20 minutos. Después, utiliza el guante de crin o la piedra pómez o un cepillo, para frotar delicadamente la región agrietada de los pies.

Aplica el aceite de coco (o una aceptable cubierta de crema humectante que tenga dentro glicerina, si no tienes aceito de coco), recubriendo todo tus pies. Ponte medias (calcetines) de algodón para sostener tus pies bien húmedos. Si realizas este régimen antes de irte a la cama, acuéstate con las medias puestas.

Este baño de pies es relajante. Se sugiere llevarlo a cabo cuando llegues del trabajo o antes irte a la cama. Tienes que llevar a cabo este régimen una o dos ocasiones por semana. Cuando el estado de tus pies se optimización, puedes llevarlo a cabo dos ocasiones al mes.

Para un efecto más profundo, haz una pasta con bicarbonato de sodio y una medida pequeña de agua. Frota tus pies con ella, antes de utilizar la piedra pómez o el cepillo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *