Remedios caseros para tratar las ojeras

La estética siempre ha sido importante y es por ello que nosotros te traemos varios remedios caseros para tratar las ojeras. Todos los remedios que te vamos a mencionar son fáciles de preparar y de aplicar, y te van a ayudar a disminuir la aparición de círculos oscuros bajo los ojos, así que sigue leyendo para descubrir cuáles son esos remedios caseros que te ayudaran con este problema antiestético.

Remedios caseros para tratar las ojeras

Antes de darte los remedios caseros para tratar las ojeras tienes que saber que este es un problema que se produce por diversas razones. Por ejemplo, puede deberse a fumar en exceso, falta de sueño, consumo en exceso de alcohol, contaminación, alergias, etc. Independientemente de cuál sea la razón, si se trata de un problema de salud lo mejor es que hables con tu médico de confianza. Dicho esto, los remedios caseros para disminuir la aparición de las ojeras son:

Pepino

Sin duda este es uno de los mejores remedios para tratar el problema de las ojeras, ya que tiene propiedades astringentes. Lo que logra este alimento es aclarar el color de la piel, aumentar el flujo de sangre y reducir las molestas bolsas que se forman en los ojos.

Lo ideal en este caso es cortar el pepino en rodajas gruesas y ablandar en el refrigerado. Después coloca una rodaja de pepino en cada ojo por 10 o 15 minutos y lava con agua tibia.

Bolsa de té verde

Entre las propiedades del té verde está el hecho de que es un rico en antioxidantes, por lo que una bolsa de té verde puede ser de mucha ayuda para aligerar las ojeras. De hecho, también puede reducir la inflamación y la hinchazón.

En este caso el tratamiento consiste en hervir dos bolsas de té verde en una taza y media de agua por 10 minutos. Una vez pasado el tiempo tienes que retirar las bolsas y enfriar en la nevera por media hora, ahora coloca las bolsas de té frío sobre los ojos por 15 minutos y retira. Puedes repetir este mismo proceso unas 2 veces al día.

Tomate

Por último, pero no menos importante tenemos el tomate, el cual también contiene antioxidantes que ayudan a aliviar las ojeras. En este caso tienes que triturar un tomate mediano hasta formar una pasta, y luego añade media cucharada de jugo de limón y dos cucharadas de harina. Mezcla bien todos los ingredientes para conseguir una pasta homogénea y cuando esté listo, coloca sobre las ojeras, por 15 minutos y lava con agua tibia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *